Coágulo de sangre: El asesino común que tal vez ignore

February 1, 2016

Note: This article was originally published in English by Everyday Health at www.everydayhealth.com/columns/health-answers/blood-clots-killer-you-might-ignore/.

Por Columnista Invitado de Everyday Health
Publicado el 6 de Enero de 2016

Por Dr. Gary E. Raskob (PhD), Especial para Everyday Health​

Los coágulos de sangre matan a una de cada cuatro personas en el mundo. Esto es cierto, una de cada cuatro muertes en el planeta es causada por coágulos de sangre, condición conocida también por el término médico trombosis. Si usted está sorprendido por este hecho, usted no está solo. Una encuesta que he dirigido junto a miembros del comité organizador del Día Mundial de la Trombosis (World Thrombosis Day), de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (International Society on Thrombosis and Haemostasis), en Estados Unidos de América (USA) y en otros 8 países de América del Norte, América del Sur, Europa, Asia y Australia, detectó que el conocimiento del público es bajo tanto sobre trombosis en general (68 por ciento), como para tromboembolismo venoso (TEV) en particular (aproximadamente 50 por ciento)-mucho menor que la noción sobre otras condiciones de salud.

Muchas más personas, entre las encuestadas, tenían conciencia de las implicancias de la elevada presión sanguínea, el cáncer de mama, el cáncer de próstata o el SIDA (90 por ciento, 85 por ciento, 82 por ciento, 87 por ciento respectivamente).

Sólo 45 por ciento de las personas, que respondieron la encuesta, tenían conocimiento que los coágulos de sangre, es decir la trombosis, son prevenibles. Pocos conocían los factores de riesgo para TEV, como hospitalización, cirugía y cáncer (25 por ciento, 36 por ciento y 16 por ciento de conocimiento, respectivamente).

La trombosis es la causa subyacente de los ataques cardíacos, la mayoría de los accidentes cerebro-vasculares (ACV-stroke)  y el TEV, una condición en la cual los coágulos de sangre formados en las venas profundas de las piernas pueden viajar a través del sistema circulatorio y alojarse en los pulmones. El TEV es frecuentemente fatal, pero es también evitable. Desafortunadamente, la mayoría de los pacientes que mueren por TEV lo hacen repentinamente, con poco o ningún aviso. No pase por alto signos y síntomas que pueden significar coágulos de sangre peligrosos: dificultad para respirar no explicable, dolor de pecho, mareos, pulso rápido, o toser con sangre.

El TEV es sorprendentemente común

Aunque la mitad de nosotros no ha escuchado hablar de TEV, es una condición muy común. Cada año, el TEV afecta de 1 a 3 individuos cada mil personas. Entre aquellas personas de 70 años o más, esto se incrementa a 2 -7 por mil.

Se estima que 100.000 a 300.000 personas mueren cada año por causa del TEV en USA y más de 500.000 en Europa. El TEV causa más muertes cada año en USA y Europa que el cáncer de mama, la enfermedad causada por HIV y los accidentes automovilísticos considerados en forma conjunta.

Según un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization) y otros, el TEV asociado a hospitalización fue la principal causa de muerte prematura, así como de años vividos con incapacidad, en países con ingresos bajo y medio. Además el TEV fue la segunda causa más común, en países con ingreso alto en todo el mundo. El TEV es responsable de más muertes y discapacidad que la neumonía asociada a hospitalización, las infecciones relacionadas a catéteres en el torrente sanguíneo y las reacciones adversas por drogas.

Sobrevivientes de TEV y discapacidad prolongada

El TEV contribuye a la discapacidad crónica en personas que tienen coágulos (no fatales) en las piernas o en los pulmones. Este síndrome denominado post-trombótico (SPT), es una complicación dolorosa y frecuentemente discapacitante por la presencia de coágulos en las venas profundas de las piernas. El síndrome resulta en dolor crónico e hinchazón/tumefacción en la pierna, luego de permanecer de pie por períodos prolongados y puede llevar al desarrollo de úlceras en la piel. Esta condición afecta la calidad de vida y puede también limitar la capacidad de trabajo de la persona.

Los coágulos de sangre en el pulmón, especialmente los coágulos recurrentes, pueden causar hipertensión pulmonar crónica-una condición en la cual la presión en las arterias pulmonares está elevada en forma crónica, llevando a síntomas como dificultad para respirar al realizar ejercicio o defectuosa función cardíaca. Esto limita la actividad del paciente y puede requerir cirugía mayor.

El TEV agrega miles de millones a los costos de asistencia médica

El TEV es también una carga importante en nuestro sistema de salud. Un estudio publicado en 2015 en Thrombosis Research encontró que los nuevos casos de TEV en USA son responsables de un gasto anual entre 7.000 y 10.000 millones de dólares, en costos médicos directos.

Esto es similar al presupuesto total anual de los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention-CDC), la agencia federal encargada de proteger y promover la salud pública en USA. Además de éstos, están los costos de aquellos pacientes que desarrollan TEV recurrente, así como los costos de las complicaciones por el síndrome post-trombótico o la hipertensión pulmonar.

Prevención de TEV

La buena noticia es que muchos, sino todos los casos de TEV son prevenibles.

Comencemos por conocer los factores de riesgos del TEV:

•    Hospitalización
•    Cirugía
•    Inmovilidad prolongada
•    Cáncer
•    Uso de medicamentos conteniendo estrógenos (píldoras anticonceptivas o terapia hormonal de reemplazo)

También ciertas condiciones genéticas, como el defecto de coagulación conocido como Factor V Leiden, predisponen a desarrollar coágulos de sangre. La historia familiar, especialmente de complicaciones por coágulos sanguíneos (trombosis), es un factor de riesgo.

Sea proactivo. Si es hospitalizado o si es sometido a una cirugía, pida a su médico que evalúe su riesgo de TEV. También consulte si usted puede ser candidato a recibir métodos preventivos, como medicación anticoagulante (también conocidos como diluyentes de la sangre).
Al estar informado y en contacto con su doctor y otros profesionales de la salud, puede reducir su riesgo de TEV y ayudar a reducir la carga de muerte y discapacidad de esta condición, la trombosis, ampliamente prevenible.

Este es un estupendo regalo para usted y su familia. Para más información, por favor visite nuestro sitio web World Thrombosis Day, que apoya el objetivo de la Asamblea Mundial de la Salud (World Health Assembly) de lograr una reducción global del 25 por ciento de las muertes prematuras por enfermedades no-infecciosas, para el año 2025.

CRÉDITOS FOTOS: Getty Images

Gary E. Raskob, PhD, es decano de la Facultad de Salud Pública (College of Public Health) y profesor titular de epidemiología y medicina en la Centro de Ciencias de la Salud (Health Sciences Center) de la Universidad de Oklahoma, en Oklahoma-USA. También se desempeña como coordinador del comité organizador del Día Mundial de la Trombosis, una campaña global para reducir el impacto de la trombosis en la enfermedad en el mundo, promovida por la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH)

Special thanks to WTD Steering Committee Member Dr. Alicia Blanco for the translation of this article.

Related Campaign News

  • In this series, World Thrombosis Day (WTD) shares interviews with members [...]

  • World Thrombosis Day (WTD) is a global campaign that aims to [...]

  • In this new series, World Thrombosis Day (WTD) shares interviews with [...]