¿Se va a hospitalizar? Lo que necesita saber sobre los coágulos sanguíneos

October 3, 2019

(BPT) ­ Una de cada cuatro personas en todo el mundo muere a causa de afecciones relacionadas con la trombosis, es decir, la formación de coágulos en un vaso sanguíneo. Cada año, los eventos relacionados con la trombosis causan más muertes en los EE. UU. y Europa que todas las muertes combinadas por cáncer mamario, VIH y accidentes automovilísticos; sin embargo, pocas personas están informadas sobre los coágulos sanguíneos y desconocen que muchas veces su origen es sorprendente: la hospitalización.

Los coágulos sanguíneos dañinos generalmente se forman en las venas profundas de una pierna, la ingle o el brazo y se conocen como trombosis venosa profunda (TVP). Una TVP puede desplazarse por el sistema de circulación y alojarse en los pulmones, esta también se conoce como embolia pulmonar (EP). Juntas, la TVP y la EP se conocen como tromboembolismo venoso (TEV), una afección médica peligrosa y potencialmente mortal.

Estar hospitalizado es un factor de alto riesgo para el desarrollo de una TEV. Los pacientes con movilidad reducida debido al reposo en cama o la recuperación, o que experimentan un trauma en los vasos sanguíneos debido a una cirugía u otra lesión grave, tienen más probabilidades de desarrollar coágulos sanguíneos.

La trombosis asociada con la hospitalización es un problema global. En un importante estudio patrocinado por laOrganización Mundial de la Salud (OMS), la trombosis registró más resultados de muerte y discapacidades que la neumonía hospitalaria, las infecciones del torrente sanguíneo relacionadas con cateterismo, o los eventos farmacológicos adversos en países de ingresos bajos y medios.  También es responsable de hasta 300,000 muertes en los EE. UU. y 544,000 muertes en Europa cada año. Sin embargo, en el Reino Unido, las cifras han disminuido en la última década gracias a las medidas de prevención de TEV implementadas en los hospitales por el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) de Inglaterra. Desde 2010, Inglaterra ha visto una reducción del 15.4% en muertes dentro de los 90 días posteriores al alta hospitalaria.

El ejemplo del NHS de Inglaterra en el Reino Unido demuestra que enfocarse en la prevención de TEV asociada con las hospitalizaciones, permite a los sistemas de cuidado de la salud salvar vidas y reducir costos. De acuerdo con un artículo reciente publicado en la British Medical Journal escrito por el Prof. Beverley Hunt, MD, OBE y presidente del Comité Asesor del Día Mundial de la Trombosis, los hospitales del NHS de Inglaterra redujeron significativamente sus tasas de TEV mediante la implementación de evaluaciones obligatorias de riesgo del paciente, el cumplimiento de las directrices y la investigación de casos para determinar sus causas. En los EE. UU., Johns Hopkins Medicine informó una reducción del 40% en los eventos de TEV después de implementar un protocolo similar de prevención.

Si bien algunos hospitales y sistemas de cuidado de la salud han adoptado medidas comparables para prevenir la TEV, esto no es así en todas partes. Esto significa que los pacientes deben ser proactivos para hablar con sus proveedores de cuidados de la salud acerca de los pasos que pueden seguir para identificar y prevenir la trombosis. Durante su estadía en el hospital y después del alta, los pacientes deben estar atentos a los signos y síntomas de trombosis, por ejemplo, dolor y sensibilidad en las piernas, enrojecimiento e hinchazón, dificultad para respirar, respiración acelerada, dolor en el pecho y tos con sangre.

Scott Shields de Arlington, Virginia, quien es sobreviviente de trombosis, dice “Cuando tenía 32 años, un accidente automovilístico me dejó con varias lesiones de riesgo vital. Sin embargo, cuando me estaba recuperando en el hospital, desarrollé una trombosis venosa profunda (TVP) en mi muslo izquierdo. Debido a que me comunicaba diariamente con mis médicos durante las sesiones de fisioterapia, pude llamar su atención sobre este nuevo dolor repentino que sentía en mi pierna y recibir un tratamiento rápido”.

Como indica Shields, es esencial tener un canal abierto de comunicación con los proveedores de cuidados de la salud. Los pacientes deberían
 
esperar que sus estadías en el hospital sean seguras y que el riesgo de eventos adversos como los coágulos sanguíneos sea mínimo; sin embargo, también deberían sentir la seguridad de que pueden abogar por su cuidado de la salud.

Los pacientes hospitalizados deben seguir los siguientes pasos para ayudar a evaluar su riesgo y prevenir la TEV:

  • Pida a su proveedor una evaluación de riesgo de TEV, una herramienta o un cuestionario que recopila información sobre la edad, el historial médico, los medicamentos y factores específicos del estilo de vida del paciente para discernir el potencial riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos del paciente.
  • Pregunte acerca de las opciones de tratamiento, como medias de compresión o medicamentos anticoagulantes que pueden ayudar a prevenir la TEV.
  • Siga los tratamientos prescritos, incluidos los medicamentos, según lo ordenado, y haga preguntas si tiene alguna.
  • Manténgase activo y en movimiento tanto como sea posible mientras esté en el hospital y después del alta.

Para obtener más información sobre los coágulos sanguíneos, visite el sitio web del Día Mundial de la Trombosis. El Día Mundial de la Trombosis es el 13 octubre de cada año y es liderado por laSociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH, por sus siglas en inglés).

Related Campaign News

  • Social media is essential for the World Thrombosis Day (WTD) campaign [...]

  • In this series, World Thrombosis Day (WTD) shares interviews with members [...]

  •  Basketball Legend Kareem Abdul-Jabbar Shares His AFib Diagnosis Story Kareem Abdul-Jabbar [...]